Cómo lavar las prendas de invierno

A veces tenemos miedo de estropear las prendas de invierno, pensando que algunas de ellas son muy delicadas. Pero el problema no es de la prenda sino del proceso de lavado a la que la sometemos. De entre los pasos más importantes para mantener una prenda de ropa de invierno en perfectas condiciones, sin que pierda su esencia, es leer detenidamente la etiqueta. Pero vamos a ver todos y cada uno de los consejos que van a servirnos para cuidar y lavar correctamente todas nuestras prendas de invierno, tengan el tejido que tengan.

  • Lavar las etiquetas detenidamente; Es imprescindible, porque es ahí donde encontraremos las indicaciones para lavar esta prenda correctamente y observar otras cuestiones como si debemos evitar la plancha, si el agua debe ser muy caliente o fría, etc.
  • Utiliza suavizantes; Muchas prendas de ropa están confeccionadas con telas que acostumbran a ponerse muy rígidas, como por ejemplo los tejanos o algunos abrigos. Por eso es importante contar con un suavizante profesional, que pueda ayudarte a aportar una mayor suavidad a este tipo de prendas de ropa.
  • No guardes tus prendas en el armario hasta que no estén completamente secas; ya que si lo haces antes provocarás que pueda salir moho en las prendas y que el tejido se estropee antes de tiempo. Además, si las guardas cuando aún no están completamente secas, se forman muchas más arrugas.
  • No pierdas tiempo planchando; Si tus prendas se secan al aire libre y las recoges cuando están completamente secas, no es necesario plancharlas. Si pasas tus manos por encima firmemente, puedes alisar prácticamente todas aquellas arrugas que se hayan podido formar.
  • No te vistas muchos días seguidos con la misma prenda para que no se desgaste demasiado rápido y no haya que lavarla tan a menudo; Si utilizas un mismo jersey durante 4 días seguidos, la pieza empieza a perder su forma original y la calidad del tejido se desgasta antes. Si has utilizado una prenda de ropa un día y no está sucia, puedes volver a guardarla para que recupere un poco su forma original y utilizarla cuando hayan pasado unos días.
  • Cuidado con el lavado de las prendas de lana; Si decides no lavarlas a mano, puedes hacerlo en la lavadora, siempre fijándote en las indicaciones que marque la etiqueta de la prenda en cuestión. Puedes utilizar programas cortos, a 30 grados, sin centrifugar…
  • Lava también los gorros y bufandas; estos accesorios necesitan ser lavados cada dos o tres semanas porque están en contacto con la calle, de forma directa y los dejamos depositados en distintos lugares, en los que van acumulando suciedad.

Estos son solo algunos de los consejos que os facilitamos hoy en Dermo, que pueden ser muy útiles para dar una larga vida a vuestras prendas de ropa de invierno, para que siempre luzcan ¡como nuevas!

C/ Pintor Joan Miro, 16. Pol. Ind. Can Humet
de Dalt. 08213 Polinyà, Barcelona · Tel.: +34 937133500

@ 2015 Dermo. todos los derechos reservados
Web by CBM Publicitat

Mapa del sitio