El pH de los productos de limpieza determina su uso

Bienvenidos un día más al blog de Dermo, como ya sabéis, nuestra marca pone a vuestra disposición una amplia gama de productos de limpieza para todo tipo de material y superficie, pero, ¿os habéis parado a pensar que diferencia tienen entre uno y otro?

Entre otros factores como la variación de algún ingrediente o la densidad, principalmente es el pH lo que hace que destinemos a un uso u otro los productos de limpieza. Este valor lo podéis encontrar en la mayoría de casos en su etiqueta.

¿Qué es el pH y por qué influye?

El pH es la medida que indica la acidez o la alcalinidad de una disolución, en este caso de los productos de limpieza. Este valor siempre está entre el 0 y el 14, siendo el 0,1 de mayor acidez y el 14 máxima alcalinidad.

Los productos de limpieza con pH ácido, que comprende desde el 0 hasta el 4, son los más adecuados para la limpieza del baño ya que eliminan con facilidad la suciedad inorgánica, como el sarro, la cal o el óxido. Los productos de limpieza más comunes son los desincrustantes para el WC, los anticales y los limpiadores para baño y ducha en general.

En la franja central, del 5 al 9, encontramos los productos de pH neutro. Por lo que los productos de limpiezaque tienen esta característica serán respetuosos con los materiales y no dañarán la superficie en las que sean utilizados. Este tipo de pH es el adecuado para eliminar la suciedad media y leve, o por ejemplo restos de bebidas, indicado especialmente para cuidar el parquet, tarima y madera en general. O bien para superficies enceradas, ya que limpian sin eliminar esta capa protectora. Para estos casos podemos utilizar productos de limpieza como jabones de manos, limpiadores de suelos blancos, ceras y mantenedores de ceras.

Los productos de limpieza con pH Alcalino, son los que se sitúan en la franja del 10 al 14. Estos suelen ser los que utilizamos para la limpieza de sustancias orgánica, como por ejemplo la cocina, que es la que suele presentar grasas fuertes y medias o ceras envejecidas. Los productos para eliminar estas sustancias suelen ser los quitagrasas, los limpiadores generales y las lejías.

Cómo habéis podido ver, la importancia del pH de todo producto es importante. Especialmente el de los productos de limpieza, ya que la mala elección de uno de ellos con la superficie equivocada, podría tener como consecuencia daños irreparables sobre los elementos de nuestro hogar, dañando o llevándose capas o materiales que no teníamos intención de modificar.

Por eso, aunque cada fabricante suele indicar el uso para el que es apto el producto, pueden surgir dudas, por lo que no está de más fijarnos en el pH que se indica en la etiqueta.

MENU

Mapa del sitio