Cómo limpiar la carrocería de tu coche

Ahora que comienza el buen tiempo y que se acercan meses idóneos para realizar celebraciones en las que nuestro vehículo toma protagonismo (enlaces, comuniones, vacaciones de Semana Santa…), es el momento ideal para ponerse manos a la obra y llevar a cabo la limpieza a fondo de nuestro coche, poniendo especial interés en rincones interiores, pero también en esa carrocería que queremos que luzca como nunca. Si creéis que los servicios de limpieza integrales son demasiado caros y queréis ahorraros un dinero al limpiar vuestro coche, hoy desde Dermo S.A., empresa y fábrica especializada en la elaboración de detergentes de todo tipo, entre ellos, detergentes para la carrocería del coche; queremos proporcionaros algunos consejos para limpiar la carrocería de vuestro coche de manera eficiente, en esta nueva entrada de nuestro blog, recomendándoos hacer uso de los detergentes especializados para carrocería que os ofrecemos en nuestras instalaciones.

Para llevar a cabo la tarea, necesitaréis una fuente de agua (manguera), una palangana con agua mezclada con jabón (mejor, como decíamos, detergentes específicos para la carrocería del coche), una esponja suave, paños de microfibra y el cabezal limpio de una escoba para las llantas. ¿Todo listo? Empecemos, entonces.

 

detergentes carroceria automoción coche

  1. Situad el coche en un lugar donde haya sombra, de lo contrario podrían quedaros restos de detergente en la carrocería del coche.
  2. Para limpiar, lo idóneo es utilizar agua tibia o caliente, y fría para aclarar. Lo mejor es dividir la tarea y trabajar a consciencia en las distintas partes del coche a limpiar, por separado. Por ejemplo, primero los extremos (delante y detrás) y después terminamos con los laterales. De esta manera, no tendremos que limpiar dos veces.
  3. El primer paso es pasar agua con la manguera por toda la carrocería del coche de manera que ablandemos la suciedad incrustada.
  4. Decidida la parte por la que vamos a comenzar, tomamos la esponja y la sumergimos en la palangana (o cubo) con agua y detergente para la carrocería del coche, y enjabonamos. Siempre es mejor ir de arriba hacia abajo, de modo que podamos aprovechar el jabón que se desprende y hacer que la suciedad vaya hacia el suelo. A la hora de aclarar, cogemos los paños de microfibra, los mojamos ahora sólo con agua y eliminamos los restos de detergente. Finalmente, con una bayeta muy escurrida terminamos de absorber la humedad de la carrocería y repetimos esta operación en cada sección del coche, pero no las llantas.
  5. Limpia la carrocería, repasamos los cristales con un producto específico para éstos (limpiacristales) y pulimos las escobillas del limpiaparabrisas. ¿De qué serviría tanta limpieza si cuando usemos el limpiaparabrisas éste lo ensucia todo de nuevo? Para hacerlo correctamente, sólo debemos emplear un paño seco y limpio de microfibra.
  6. Finalmente, para terminar de dejar como nueva la carrocería de nuestro coche, limpiamos las llantas. Tomamos de nuevo agua y el mismo detergente para carrocería específico en el cubo y sumergimos el cepillo de la escoba. Frotamos la superficie de las llantas y las ranuras. Después, aclaramos con la manguera y secamos con un trapo seco.

Y con estos simples pasos, disfrutaremos de un coche limpio y luciremos su mejor cara en estos días tan importantes sin haber invertido más que algo de tiempo y dedicación personal, de mano de productos tan fiables como nuestros detergentes para carrocería de coche. Os esperamos en la siguiente entrada de nuestro blog, en Dermo S.A.

MENU

Mapa del sitio