¿Cómo alargar la vida de tu lavavajillas?

Hoy vamos a darte algunos trucos para que consigas utilizar tu lavavajillas de la forma más eficiente posible, optimizando sus recursos y alargando su vida útil. Son pasos sencillos de llevar a cabo, que podrás integrar fácilmente en tu rutina diaria, por eso estamos seguros de que conseguirás llevarlos a cabo a partir de hoy, después de ver todas las ventajas que pueden ofrecerte.

Optimiza los recursos y usa los productos adecuados

  • El primer consejo es que uses un detergente adecuado, evitando productos que contengan lejía o que sean de baja calidad. Es mejor evitar el detergente líquido porque deja más residuos y pueden provocar, más fácilmente, un taponamiento en el desagüe del lavavajillas, que puede desencadenar pérdidas de agua u obturaciones que bloqueen su funcionamiento.
  • No utilices programas largos siempre, porque aunque gastan menos agua y energía y trabajan a una gran temperatura, están pensados para lavavajillas que están muy llenos. Lo mejor es esperar a que esté lleno o bien utilizar programas de media carga.
  • Haz un lavado en vacío y al máximo de temperatura una vez al mes, para asegurar una limpieza de toda la máquina y de sus conductos de desagüe.
  • Pasa una escobilla por los platos para retirar la suciedad más visible. Esto permitirá al lavavajillas trabajar con mayor eficacia y evitar que haya trozos de comida que obstruyan el desagüe.
  • Revisa los filtros regularmente para ver su estado, porque si están muy sucios lo más recomendable es hacer un programa largo en vacío para desatascar.
  • Colocar cada utensilio donde le corresponde también es una gran ayuda para este magnífico electrodoméstico. Platos y sartenes en la parte de abajo, cubiertos en la cestilla específica para ello en el lavavajillas y siempre con el mango hacia abajo. Los vasos, copar y tazas en la bandeja de arriba, para evitar que bloqueen las hélices de la distribución del agua.
  • Usar siempre sal y abrillantador, para conseguir limpiar la vajilla en profundidad y darles todo el brillo que puedas. Además, el uso de estos dos elementos permite eliminar gran parte de la cal y ponderan la acidez del agua, entre otras ventajas.
  • Cuando el programa del lavavajillas haya acabado y pite, ábrelo enseguida y apágalo. Es la mejor manera de no gastar más energía y la vajilla suelte el vapor, se enfríe y se seque.

En Dermo podrás encontrar un amplio catálogo de productos para el lavavajillas, con los que podrás limpiar eficazmente tus utensilios y tu electrodoméstico. Te invitamos a visitar nuestra web para que puedas leer detenidamente la funcionalidad de cada uno de nuestros productos para el lavavajillas, tanto para el lavado manual como para el lavado automático, abrillantadores…

MENU

Mapa del sitio