¿Cómo conseguir motivación para limpiar tu casa?

La limpieza doméstica puede suponer uno de los mayores dolores de cabeza de muchos de nosotros, porque se nos hace una montaña tener que barrer, fregar, planchar, poner lavadoras, etc. Pero como todo en la vida, la dificultad de los objetivos que se nos presentan son cuestión de actitud, por eso hoy queremos darte los ánimos y las pautas que necesitas para enfocar la limpieza doméstica desde otro punto de vista.

Consejos prácticos

  • El truco del tiempo. Ponte un cronómetro con 10 minutos y limpia todo lo que te de tiempo en ese margen. Eso te motivará y te hará limpiar de una forma más productiva y con más criterio, priorizando lo que es más necesario y además sabes que no estarás todo el día limpiando porque cuando suene la alarma, el tiempo para la limpieza doméstica habrá acabado.
  • Dividir tareas. Limpiar por trozos o por zonas es mucho más asequible y real, para poder realizar una limpieza doméstica de forma diaria. En cambio, si planeas limpiar toda la casa en un solo día te agobiarás y lo dejarás a media, consiguiendo así sentir frustración.
  • Prepara todas las herramientas y utensilios de limpieza que vas a necesitar. Es la mejor manera para limpiar con comodidad y no perder tiempo entre idas y venidas a buscar o dejar productos.
  • Proyecta pensamientos positivos. Si imaginas cómo será tu casa limpia y ordenada en cómo de feliz y relajado vas a sentirte, también te motivará a ponerte manos a la obra de una forma mucho más consciente y positiva.
  • Compra algún detalle nuevo para tu casa. Si compras un ramo de flores, un jarrón bonito o algo que te haga sentir bien, te motivará a dejar la casa reluciente y ordenada para poder lucir ese nuevo objeto en tu hogar. Además, siempre podrás compartirlo en redes sociales con tus amigos y familiares y eso, también se convierte en un plus para conseguir hacer la limpieza doméstica con más ganas.
  • Haz una lista. Si no sabes por dónde empezar la limpieza doméstica, lo mejor es hacer una lista con el lugar que sea prioritario, el que esté en peores condiciones. Así podrás limpiar por orden de necesidad. También puedes hacer una lista por orden de tareas de limpieza, para poder seguir unas pautas claras y no sentirte perdida o agobiada.
  • Tener pocos productos y utensilios. Es mejor tener pocos utensilios de limpieza y productos que sean específicos, para utilizar justo lo que necesitas, sin tener un sinfín de productos que no acabas y que acaban caducando. De esta forma la limpieza doméstica te será más provechosa y más sencilla.

Esperemos que con todas estas ideas puedas llevar a cabo la limpieza doméstica con un enfoque más positivo y motivador, sabiendo cómo enfocar tus pensamientos y consiguiendo mantener tu hogar limpio y ordenado por mucho tiempo.

MENU

Mapa del sitio