Cómo eliminar barro o chicle de la tapicería del coche

La limpieza de la tapicería de nuestro coche es un aspecto muy importante que debemos tener en cuenta si queremos que la vida útil de nuestro vehículo aumente y podamos disfrutar de él durante muchos años.  Lo más probable es que aspiremos regularmente toda la superficie, pero lo cierto es que también es necesario realizar limpiezas algo más profundas periódicamente. Por estas razones, en el artículo de hoy veremos como deber ser esta limpieza y cuales son los trucos que debemos seguir para que sea realmente efectiva.

Si realizamos una limpieza general de la tapicería de nuestro vehículo, debemos hacerlo utilizando una mezcla de agua y jabón. Por supuesto, primero debemos aspirar toda la zona, después repasar toda la superficie con esta mezcla y, tras frotar bien, debemos retirar la suciedad sobrante con un aspirador o trapos absorbentes. En cualquier caso, esta limpieza es muy sencilla de realizar y cada vez existen nuevos productos que nos hacen esta tarea mucho más fácil de realizar, como puede ser la espuma en seco.

En cuanto al resultado, si queremos que sea realmente excepcional, lo mejor que podemos hacer es, utilizar únicamente productos específicos y de calidad, o por otra parte, contactar con una empresa especializada que se encargue de realizar estas tareas de forma profesional.

Eliminación de manchas difíciles en la tapicería del vehículo

Como hemos dicho anteriormente, existe una limpieza de la tapicería que debemos hacer de forma periódica con la finalidad de que se mantenga limpio y en perfectas condiciones. Pero es cierto que, de vez en cuando podemos sufrir algún accidente que haga que la tapicería se manche de un producto algo más agresivo y difícil de limpiar. Para estos casos, es necesario conocer lo que debemos hacer con tal de no crear una mancha permanente.

Uno de los problemas más comunes que nos podemos encontrar son las manchas de barro, tanto en la tapicería como en cualquier otro lugar de nuestro vehículo. En este caso, la limpieza que debemos realizar debe comenzar por un cepillado en seco con la finalidad de eliminar el barro todo lo posible. Cuando hayamos retirado lo máximo posible, debemos limpiar la zona con un cepillo humedecido con agua, y siempre que sea necesario, con un producto de limpieza especifico.

Por otra parte, si tenemos niños pequeños es muy probable que nos encontremos con chicles pegados en alguna parte del coche, en este caso, sería necesario empezar por la limpieza de la tapicería. Una de las técnicas infalibles consiste en endurecer el chicle con la ayuda de hielo, y una vez endurecido, eliminar con la ayuda de una espátula o una herramienta similar.

MENU

Mapa del sitio