Cómo lavar y desinfectar nuestras manos

Bienvenido un día más al blog de Dermo, tu empresa especializada en la fabricación y venta de todo tipo de productos de limpieza y detergentes. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre cómo debemos lavar y desinfectar nuestras manos a lo largo del día, con la finalidad de mantener una buena higiene personal y no sufrir ningún tipo de problema de salud.

Aunque la higiene en general es muy importante, lo cierto es que las manos es la parte de nuestro cuerpo que más está en contacto con bacterias, por lo tanto, es la base de muchas de las enfermedades que sufrimos. Aquellas personas que se dedican a la industria alimentaria o sanitaria deben tener todavía más en cuenta estos consejos, pero en cualquier lugar y trabajo estamos expuestos a estos microorganismos.

Lavar las manos con agua y jabón

En el caso de que nuestras manos estén visiblemente sucias, ya sea de sangre o cualquier otro fluido corporal, así como después de ir al servicio, es estrictamente necesario lavarnos las manos con agua y jabón. También es necesario en aquellos casos en los que haya un alto indicio de exposición a microorganismos.

Para esta limpieza se utilizan jabones y geles no antisépticos, ya que son capaces de eliminar la suciedad y algunas sustancias orgánicas de nuestras manos. En el proceso del lavado de manos, lo primero que debemos hacer es mojarlas con agua, después depositar jabón en la palma de nuestra mano y frotarla con la otra realizando movimientos circulares.

Una vez hecho esto, debemos frotar la una palma contra la parte superior de la otra mano y viceversa, con la finalidad de limpiarlas tanto por arriba como por abajo. A continuación, debemos frotar entre nuestros dedos teniendo en cuenta nuestras uñas. Tras frotar concienzudamente la punta de los dedos debemos enjuagar las manos con abundante agua, secarlas y utilizar ese papel para cerrar el grifo. De esta forma, no volveremos a ensuciarnos las manos antes de salir del baño.

Desinfectar las manos

En el caso de que necesitemos una desinfección y limpieza más rápida y eficaz podemos optar por todo tipo de geles y líquidos desinfectantes. Las personas que más suelen necesitar este tipo de limpiezas se encuentran en el sector sanitario, ya que no pueden contagiar a los pacientes ni tocar uno tras otro sin lavarse las manos.

Con apenas 20-30 segundos podremos desinfectar nuestras manos por completo. Lo único que debemos hacer es coger el gel, aplicarlo sobre la palma de nuestra mano y al igual que la otra vez, realizar movimientos envolventes, entre los dedos y por las uñas. Una vez acabado, no será necesario aclarar y podremos seguir con nuestras labores de una forma más segura. Es importante esperar a que las manos se sequen para seguir con nuestras tareas, de otra forma, la desinfección no sería tan eficaz.

MENU

Mapa del sitio