Cuándo utilizar cada producto de limpieza

Bienvenido un día más al blog de Dermo, tu empresa especializada en la fabricación y venta de todo tipo de detergentes y productos de limpieza. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre cuando debemos utilizar cada producto de limpieza.

En el mercado existe una gran variedad de productos de limpieza, y aunque todos son muy eficaces, lo cierto es que cada uno tiene una finalidad totalmente distinta por lo que es importante conocerla y utilizar cada producto de limpieza donde sea conveniente.

A continuación explicaremos cuales son las propiedades y usos de los principales productos de limpieza que existen en el mercado:

    • Desengrasante: este producto de limpieza está específicamente diseñado para eliminar completamente la grasa de distintas superficies. Se puede utilizar para limpiar paredes, puertas, interruptores eléctricos, residuos de comida de la encimera, y mucho más. Normalmente este tipo de producto de limpieza suele dejar un acabado mate, si pasamos un trapo seco sobre la superficie del objeto que estamos limpiando, le daremos un acabado mucho más brillante.
    • Desincrustante: los productos de limpieza desincrustantes, como su propio nombre indica, sirven para eliminar las incrustaciones que se pueden formar en un lugar que está muy expuesto a la suciedad y se limpiar pocas veces al año. Este producto de limpieza se puede utilizar en todo tipo de superficies, herramientas y utensilios que tengan manchas muy difíciles de eliminar.
    • Desinfectantes: los productos de limpieza desinfectantes se suelen utilizar en hospitales o clínicas que necesitan tener todos los utensilios y herramientas esterilizados con tal de evitar contagiar algún tipo de infección o enfermedad. Normalmente, en las viviendas no es necesario utilizar este tipo de producto de limpieza, ya que algunos que ya utilizamos para el baño o cocina, también son desinfectantes.
    • Limpiacristales: este producto de limpieza se suele utilizar, además de para los cristales para limpiar otras superficies, esto es debido a que está especialmente diseñado para, una vez seco, no dejar huellas. De esta forma, podemos utilizar este producto de limpieza en espejos, cristales, fregaderos, electrodomésticos, baldas del frigorífico, puertas de armarios, etc.
    • Multiusos: aunque existen muchos productos específicos para cada tipo de limpieza, lo cierto es que también existen unos limpiadores pensados para ser utilizados en distintas superficies, aunque no son tal eficaces, la verdad es que cumplen perfectamente con la función de limpiar y desinfectar la zona.

Ahora que ya conocemos cual es el uso que le debemos dar a cada producto de limpieza, podremos utilizarlos mejor y realizar una limpieza mucho más eficaz y duradera.

MENU

Mapa del sitio