Higiene alimentaria: Limpieza, Seguridad y Desinfección

En la industria alimentaria la limpieza resulta imprescindible, porque es un lugar que siempre tiene que estar desinfectado para garantizar la seguridad y evitar cualquier tipo de contaminación. Esto solo es posible si se utilizan productos de limpieza preparados para este fin, que deberán estar fabricados específicamente para la limpieza de la higiene alimentaria.

La desinfección alimentaria se basa en destruir aquellos microorganismos que se generan en las superficies mediante agentes químicos seguros, que cuentan con el registro HA. Es importante desinfectar de forma segura y profunda las instalaciones, la maquinaria, los materiales y utensilios que se utilizan diariamente y que entran en contacto con los alimentos, etc. La Normativa Europea regula los productos de limpieza aptos para la Higiene Alimentaria, para certificar que son productos que reúnen las condiciones y medidas adecuadas que deben estar presentes en cada una de las etapas de producción, almacenamiento, transporte, transformación, conservación y cocinado doméstico del alimento, para garantizar la salubridad.

Consejos para la limpieza y desinfección

  • Para la limpieza de mesas, superficies de manipulación paredes y suelos, deberán utilizarse productos con registro HA y ser aclarados con abundante agua y dejar que se sequen al aire.
  • Los electrodomésticos e instalaciones fijas en la cocina, tales como hornos, parrillas o freidoras, es mejor desmontarlas y lavarlas a fondo al menos una vez por semana y mantener una limpieza segura y frecuente día a día.
  • Las bayetas, cepillos, paños y útiles de limpieza, tienen que ser desinfectados frecuentemente para que no haya riesgo de contaminación.
  • Cada desinfectante cuenta con distintas especificaciones y un modo de empleo concreto, es importante respetar las instrucciones de cada uno de los productos de limpieza.
  • La limpieza puede variar dependiendo de si la superficie a tratar es orgánica o inorgánica
  • Los aceites y grasas de desecho que pueden generarse en el sector alimentario no deben nunca tirarse por los desagües ni las cañerías, si no que deben entregarse a una empresa de tratamiento de residuos o depositarlos en botellas selladas en sus contenedores adecuados.
  • Lo más recomendable es que las mesas de trabajo en este sector sean de acero inoxidable y las tablas de picar alimentos sean de polietileno de alta densidad, teflón o acrílica, ya que son los materiales más seguros, fáciles de limpiar y más higiénicos.

¿Qué bacterias pueden causar una intoxicación alimentaria?

Es muy importante ser constante en la higiene alimentaria para evitar casos de intoxicación, que pueden perjudicar gravemente la salud de las personas. Existen cuatro bacterias principales  que pueden evitarse con la desinfección alimentaria:

  • Escherichia Coli; presente en carnes, productos frescos y crudos o aguas no potables
  • Listeria monocytogenes; Presente en pescados y pollos, leche cruda o quesos blandos
  • Salmonella; Presente en aquellos derivados en los que se utiliza huevo crudo, aves crudas o alimentos sin refrigerar
  • Staphylococus aureus; Presente en productos de pastelería, ensaladas, alimentos con proteínas o productos lácteos

Para obtener productos de limpieza seguros para la higiene alimentaria, te recomendamos nuestros productos de limpieza específicos, que cuentan con el certificado HA.

MENU

Mapa del sitio