La limpieza industrial y sus aplicaciones

La limpieza industrial es el conjunto de acciones y procedimientos que tienen como objetivo principal controlar factores ambientales que pueden afectar a la producción y a la salubridad en el ámbito del trabajo. Para llevar a cabo estas labores, es necesario que se utilicen productos específicos y de gran calidad, así como que los profesionales que los utilicen sepan como hacerlo con tal de sacarles el máximo partido. Esta limpieza suele hacerse de forma especifica en aquellas industrias que lo requieran, ya que no todas tienen las mismas características y necesidades en el momento de realizar su limpieza.

Normalmente son empresas externas las que realizan este tipo de labores en todo tipo de empresas industriales, de esta forma, son ellas las que se encargan de utilizar el producto ideal para cada lugar distinto. Es importante saber que este tipo de limpiezas son muy importantes, ya que, si no se hace adecuadamente, es muy probable que el lugar no disponga de las condiciones necesarias para realizar las tareas rutinarias. En este momento, debemos saber que existen muchos tipos distintos de industrias en los que es indispensable una limpieza de este tipo.

Lo cierto es que la limpieza industrial es realmente necesaria para infinidad de trabajos, además, ofrece unas ventajas inmejorables a sus trabajadores, así como a la estructura del edificio y calidad de la maquinaria a utilizar. La limpieza es la base de una empresa cualificada, respetable y de éxito, por este motivo, cada vez son más las empresas que ponen este factor por delante de cualquier otro, dando una gran importancia al mantenimiento y organización. También es necesario que sepamos que este factor ayuda a mejorar la imagen de una empresa, así como el bienestar de todos sus trabajadores, y como consecuencia, la calidad de sus productos.

Beneficios de la limpieza industrial

Como hemos podido observar en muchas ocasiones, la limpieza y organización es la base para lograr aquellos objetivos que se persiguen, de esta forma, aquellas empresas que quieren crecer y destacar, deben comenzar por una buena limpieza. Sabiendo esto, debemos tener en cuenta que la limpieza es la clave principal para mejorar la imagen de la empresa hacia el exterior, nos ayudará a destacar por encima de nuestros competidores y hará que nuestros clientes tengan una mejor imagen de nosotros y todo lo que ofrecemos.

Por otra parte, la limpieza industrial es ideal para sacar el máximo rendimiento a la maquinaria que interviene en el proceso de creación de nuestro producto final. Debemos tener en cuenta que la limpieza es una forma de mantener en perfectas condiciones aquellos aparatos y dispositivos que utilizamos diariamente. Por lo tanto, si realizamos el mantenimiento que es necesario, la maquinaria funcionará en perfectas condiciones durante mucho más tiempo, y difícilmente deberemos preocuparnos por realizar ningún tipo de reparación o sustitución de piezas. Esto supondrá un beneficio tanto económico como de organización para toda la empresa, cosa que también afectará a los trabajadores y a la producción que realizan.

En cuanto a la productividad de los trabajadores, es muy importante que sepamos que ellos siempre se van a sentir mejor en su zona de trabajo si lo encuentran todo ordenado y limpio día tras día. De esta forma, la limpieza industrial es ideal para mejorar el ambiente de trabajo y que los procesos de productividad sean mucho más rápidos y efectivos. En el momento en el que nuestros trabajadores se encuentran cómodos en su área de trabajo estamos ayudando en gran medida a mejorar su estado de ánimo, y de esta forma, que trabaje mejor y de una manera más rápida.

Sectores en los que interviene la limpieza industrial

Tal y como hemos visto anteriormente, la limpieza industrial se puede aplicar a sectores muy distintos, ya que todo tipo de empresas e industrias requieren este tipo de servicios con tal de poder ofrecer a sus trabajadores las mejores instalaciones y a sus clientes los mejores productos. Entre los tipos de servicios de este tipo nos podemos encontrar con una limpieza de mantenimiento, la cual se hace con el objetivo de que la empresa se mantenga limpia y en perfectas condiciones durante mucho más tiempo. De esta forma, este servicio puede ser aplicado a múltiples sectores y con productos de limpieza algo más genéricos.

Aquellas industrias que requieren una limpieza mucho más exhaustiva suelen ser las que se dedican a fabricar o a manipular materia prima de gran valor o que no puede contaminarse. Entre estos sectores nos encontramos el cárnico, así como todo tipo de laboratorios y lugares en los que se fabrican piezas especificas muy precisas. Este tipo de lugares tienen distintos problemas de suciedad y olores que es necesario conocer con tal de eliminar por completo. En aquellas industrias en las que se manipulan alimentos, este factor suele ser mucho más estricto, y en muchos casos es necesario pasa por varias inspecciones a lo largo del año con tal de confirmar su limpieza.

Para que la limpieza de estos lugares sea la adecuada, no basta con utilizar productos específicos, las personas que realizan este tipo de labores también deben conocer los procedimientos que se deben llevar a cabo para acabar totalmente con la suciedad del lugar. De esta forma, estas personas deben estar cualificadas y entender la importancia de cada tipo de limpieza, en muchos casos será necesaria la ayuda de más de un producto de limpieza y de varias herramientas a la vez, cosa que deben conocer a la perfección.

Técnicas de limpieza industrial

La limpieza industrial que es más frecuente es aquella que se realiza de forma manual. Se trata de un tipo de limpieza que se puede llevar a cabo en cualquier tipo de instalación, ya que no requiere de maquinaria o productos específicos. Para llevar a cabo estas labores, es necesario un material básico como pueden ser: cepillos, fregonas, esponjas y trapos. Normalmente, podemos ver este tipo de labores en oficinas o lugares como baños y cocinas de cualquier tipo de industria.

Por otra parte, podemos encontrar la limpieza por agua a presión. Esta tarea consiste en proyectar un potente chorro de agua contra la zona o piezas que se quieren limpiar con tal de eliminar por completo su suciedad. Es necesario que sepamos que esta técnica requiere de una gran cantidad de agua. Además, solo se puede realizar en lugares exteriores o salas con desagües, ya que todo el suelo quedará totalmente mojado y será necesaria la ayuda de tuberías y viento con tal de que quede completamente seco. Esta técnica se utiliza en lugares habilitados y que requieren de limpiezas exhaustivas y eficaces.

Finalmente, veremos una de las mejores formas de realizar la limpieza de todo tipo de máquinas y herramientas que lo requieran. La técnica de limpieza industrial con espuma consiste en cubrir toda la maquinaria con esta espuma y dejar durante unos minutos para que toda la superficie se pueda limpiar, una vez hecho, es necesario retirar toda la espuma con agua abundante y dejar que se seque hasta que esté lista para volver a ser utilizada. Esta espuma permite llegar a todos los rincones de la maquina sin necesidad de hacerlo manualmente, por lo que es una de las técnicas más utilizadas en el sector industrial.

MENU

Mapa del sitio