Limpieza interior y exterior del coche

Existen muchos motivos por los que es necesario armarnos con los mejores productos de limpieza de coche y eliminar toda la suciedad que nos encontremos en él. Para realizar este tipo de tareas correctamente, es necesario limpiar cada parte del vehículo de forma distinta, ya que cada una de ellas requerirá unas necesidades especiales. Por este motivo, en el artículo de hoy hablaremos sobre como realizar la limpieza interior y exterior de nuestro vehículo.

Para la carrocería y los cristales del coche, debemos utilizar agua, a ser posible a presión. Debemos aplicar agua en toda la carrocería y parte exterior de nuestro vehículo durante unos dos minutos, de esta forma, haremos que la suciedad se reblandezca y sea mucho más fácil de limpiar. El siguiente paso consiste en utilizar un producto de limpieza para coches especifico para la carrocería, si encontramos suciedad muy dura, siempre podemos raspar con un cepillo. Finalmente debemos aclarar todo el coche y secarlo por completo.

Por otra parte, las llantas también forman parte del exterior del vehículo, pero es necesario limpiarlas con un producto de limpieza para coches especifico. Este producto debe ser muy desengrasante con tal de eliminar todo tipo de aceite o líquido que pueda tener. En el caso de que la suciedad sea difícil de eliminar, debemos utilizar una bayeta, agua caliente y el producto nombrado anteriormente.

¿Cómo limpiar el interior del coche?

Es muy importante que, para empezar con la limpieza interior del vehículo, retiremos todas las alfombrillas y elementos que puedan molestar en esta tarea. Seguidamente, podremos pasar la aspiradora por todas las partes del vehículo, tanto tapicería como suelo y salpicadero.

Cuando hayamos aspirado todo el vehículo, será el momento de limpiar partes más especificas como pueden ser los filtros del aire. Para ello, utilizaremos una bayeta, un cepillo, incluso una brocha que pueda llegar bien a todos los rincones. Una vez hayamos eliminado todo el polvo, debemos repasar toda la superficie con un producto de limpieza de coches especifico.

En cuanto a las alfombrillas, también debemos aspirarlas por separado, y si es necesario, eliminar la suciedad que pueda quedar sobre ellas con un cepillo de cerdas o cualquier otro elemento similar. En el caso de que las alfombrillas o tapicería del vehículo tengan alguna mancha difícil de eliminar, debemos recurrir, también, a productos de limpieza de coche algo más agresivos.

Finalmente, recomendamos hacer lo mismo con el maletero y vaciarlo de todas aquellas cosas que no vayamos a utilizar en nuestra vida diaria, además de aplicar algún ambientador. De esta manera, disfrutaremos cada día de un coche totalmente limpio y mucho más práctico.

MENU

Mapa del sitio