¿Por qué utilizar un ambientador para la oficina?

Bienvenido un día más al blog de Dermo, tu empresa especializada en todo tipo de productos y detergentes de limpieza. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre la importancia que tiene disponer de una buena fragancia y olor en el lugar de trabajo. De esta forma, veremos sus ventajas y los requisitos que deben cumplir para hacer posible sus objetivos.

Aunque se suelen valorar muchos aspectos de una oficina, tal como la limpieza, lo cierto es que otros como los olores pueden ser igual o más importantes, por lo que es necesario tenerlo en cuenta si queremos escoger un buen ambientador de oficina. Este debe reunir una serie de cualidades que afecten positivamente al estado de animo y productividad de todas aquellas personas que lo huelan.

La importancia de este tipo de elementos reside en que el olor es uno de los primeros aspectos que va a percibir cualquier persona cuando entre a nuestra empresa, ya sea un empleado como un cliente. De esta forma, podríamos decir que a nivel de márquetin también juega un punto muy importante.

Ventajas de los ambientadores de oficina

Los ambientadores de oficina, están diseñados para que los empleados y clientes se sientan cómodos desde el primer momento que entran en nuestra empresa. Para ello, es importante que la fragancia que utilicemos sea muy sutil pero bien perfumada, ya que debe ser percibida por el olfato, pero nunca debe suponer un problema. El objetivo de este tipo de productos no es enmascarar un olor, sino resaltar otro.

En cuanto a nuestros clientes, si al entrar en nuestra oficina siempre perciben el mismo olor característico, será mucho más fácil que nos recuerden, y además de una forma favorecedora. Por otra parte, nos diferenciaremos radicalmente de la competencia, ya que pocas empresas utilizan este tipo de recursos para favorecer la imagen de su negocio.

Requisitos que deben cumplir los ambientadores de oficina

En el mercado existe una gran variedad de ambientadores de oficina, por lo que es muy importante saber cuales son los criterios que debemos seguir antes de decidirnos por uno de ellos. A continuación, veremos los requisitos que deben cumplir estos productos:

    • Fragancia: este producto debe emitir un olor o fragancia que sea agradable y muy fresco. Es muy importante que el olor no sea muy fuerte, ya que podría generar un efecto contrario tanto en nuestros empleados como en nuestro cliente, por esta razón, la fragancia debe ser sutil.
    • Neutralizar olores: para que el olor sea realmente agradable, es necesario que el producto no enmascare los malos olores, sino que los elimine por completo. De esta forma, el ambiente estará mucho menos cargado y los empleados se sentirán más cómodos en la oficina.
    • Periodicidad: no debe haber una cantidad excesiva de fragancia en un momento del día, y después del resto de horas nada. Es importante que el ambientador de oficina que compremos pueda emitir fragancia periódicamente con tal de que el olor agradable se mantenga.

Una vez conocemos estos requisitos, ya podemos buscar aquella fragancia que se adapte más a las necesidades y preferencias de nuestra oficina.

MENU

Mapa del sitio